29/10/09

Suicidio nº51


Soy feliz, porque estoy enamorada.

Pero no eso es lo único que necesito para ser feliz. Es una mentira muy grande que nos contamos cuando no estamos enamorados, para flagelarnos y deprimirnos aún más, y que cuando alcanzamos, nos damos cuenta de que no es así, pues el amor no es un punto, una meta a la que se llega, se sienta uno de brazos cruzados y dice "Ya he llegado ¿Y ahora qué?". No. El amor es como una planta, que hay que cuidar, mimar, regar cada día, prestar atención, mimar... eso me recuerda a la rosa de El Principito.

"Me creía rico con una flor única y resulta que no tengo más que una rosa ordinaria."

"Fue el tiempo que pasaste con tu rosa lo que la hizo tan importante."

"Si alguien ama a una flor de la que sólo existe más que un ejemplar entre los millones y millones de estrellas, es bastante para que sea feliz cuando mira a las estrellas."


Yo tengo ya mi rosa.

Del puño y letra de Phoebe
By Sylvia

1 comentario:

Lisse dijo...

Leí ese libro hace cosa de un mes por primera vez y me enamoré *______________*

Yo algún día encontraré mi rosa.

¡Un besazo!