10/1/10

Suicidio nº 62

A veces es mejor callarse y hacer como que todo va bien. Soy bastante experta en eso, en poner caretas a los sentimientos, en usar palabras que en realidad nunca he pensando en serio, en complacer a la gente que detesto, en pelotear a quién te está aplastando cual gusano... vamos, todas esas cosas que hacen por hacerte un pequeño hueco en una sociedad de gente idiota.
¿Y porqué? ¿Quién dijo que serían los idiotas los que mandasen? Bueno, no voy a ser tan sumamente pesimista y cerrada. Hay algunos que no son idiotas, son listos, muy listos, y malvados. Saben llevar a los idiotas a su antojo, haciendo largas explicaciones complicadas, donde los idiotas asienten como si lo entendieran, y elijiendo la opción que el inteligente les acerca más a las narices.
Pero no quiero entrar en detalles absurdos, estaba hablando del silencio.
Lo bonito que es escuchar en silencio, sin tener que intervenir ni discutir. Se evitarian muchas peleas si simplemente mordieramos nuestra lengua viperina (No se vosotros, pero yo tengo la capacidad de decir cosas hirientes en el momento más oportuno, y haciendo que duela más de lo que debería, a veces lo hago con conocimiento; la mayoría de las veces no)
Así que vamos a hacernos todos un gran favor, y vamos a cerrar nuestra bocaza de idiotas ( o de inteligentes malignos) y vamos simplemente a mirar lo que hay a nuestro alrededor, en silencio.
Del puño y letra de Phoebe
By Sylvia

2 comentarios:

A. Stardust dijo...

Imagino que a veces es lo mejor, la mayoría de veces, en realidad, hablamos por no callar... Y total, hay otras cosas que hacer antes de meter la pata o estropear las cosas más, ¿no?. Yo soy de callarme, y tampoco sé si es lo mejor, porque no arregla nada muchas veces... pero al menos las cosas hirientes fruto del calentón se esfuman al rato... Y no arregla pero no estropea más.
(El estudio nos vuelve hacedores de mil cosas menos las que tocan)

Loryrocks dijo...

A los animales esto no les pasa. Ellos miran, huelen, atacan y se defienden...pero no entienden de rencores ni de prontos estúpidos.
Y luego dicen que nosotros somos los racionales...me rio yo del puto raciocinio de algunos.