17/2/09

Suicidio nº38

Me dispongo a despegar
me vale la pena marear
sangrar, decir, averiar, hacer el torpe
o me da por preguntar
de dónde he salido y qué valdrá
marcharme lejos, cambiarlo todo por un monte


Estaba sentada encima de la cama, pasando las hojas de mi álbum de fotos. Aquel álbum de fotos... sería imposible decir con palabras todo lo que sentía cuando mi mano pasaba una a una las páginas...

Quizás seas tú
quizá el control
quizá el fruto de un reventón
quizá lo perro que me vuelvo por la noche
quizá sea yo, quizá el temor
quizá el carió al Rock´n´Roll
o las historias que nos llevan al reproche

Una lágrima calló encima de una de las fotos... debajo de la misma rezaba "Mi mejor amigo"... miró con cariño esa imagen, y pasó el dedo índice por ella, sin poder evitar sonreír, tanto exterior, como interiormente... quién lo fuera ha decir

Me asusto y corro a pedir perdón
me pone malo esta situación
por que siempre al final algo falla
nos vino a visitar la cruda realidad
entró sin llamar

Pasan una mano por detrás de mi nuca, apartándome el pelo, y besándome en ella seguidamente. Siento un escalofrío que me recorre todo el cuerpo, llegando hasta las puntas de mis dedos sin poder evitarlo... me giro y mis ojos se encuentran con los suyos. Vuelvo a sonreír ampliamente y cierro el álbum de fotos.

Me conformo con bailar
un rato con la felicidad
cantarle un blues, meterle mano
que me de un toque
empezar a asimilar lo raro que es todo si no estás
andar así no hay bicho humano que lo enfoque

Mi mano le recorre las fracciones de la cara... tantas cambios había sufrido ese rostro, cada arruga de su cara daba a entender toda la vida que había llevado a sus espaldas... cada cana de sus cabellos blancos era un beso que le había brindado, haciendo que me sintiese la mujer más afortunada del mundo. Y vaya si lo era.


Quizás seas tú
quiza el control
quizá el fruto de un reventón
quizá lo perro que me vuelvo por la noche
quizá sea yo, quizá el temor
quizá el carió al Rock´n´Roll
o las historias que nos llevan al reproche

Pero había algo que nunca cambiaba, algo que siempre permanecía igual, algo que siempre sonreía, que siempre amaba con la mimas intensidad, algo que siempre le recordaba a por qué se había enamorado perdidamente de alguien ...

Me asusto y corro a pedir perdón
me pone malo esta situación
por que siempre al final algo falla
lo cambio todo y lo hago de un tirón
lío una vez más, pero al final...

Esos ojos, esos malditos ojos, misteriosos, pero a la vez tan sencillos y comprensivos... esos ojos cariñosos, que nunca han dejado de mirarme con amor, ni siquiera cuando yo les dejé de mirar y no les prestaba atención... ellos siempre tuvieron un momento para mi

Me asusto y corro a pedir perdón
me pone malo esta situación
por que siempre al final algo falla
nos vino a visitar la cruda realidad
entró sin llamar

Tanto tiempo hacía que no pensaba en aquella... ahora lejana época... en la que la amistad era una palabra común en nuestro vocabulario, en donde él no se atrevía a rozar mi mano por miedo a mi temperamento, una época en la que me encontraba tan ciega, pero a la vez tan feliz....

Dos gotas se caen al mar
una flota, la otra se ahoga
las dos tiemblan no por igual
se fue, su par pensó: "that´s life"

Y ahora... ¿Ahora qué? Ahora queda el final, ahora queda terminar, dar punto y final a toda una vida unidos... ahora quedar, guardar nuestros sueños en una cajita, y guardarla en un cajón... Aún sentía su contacto en mi piel, y lloré... no lloré de tristeza, ni de dolor... ni siquiera llore de alegría... lloré simplemente. Lloré por que no sabía cuando podría volver a sentirle a mi lado

Me asusto y corro a pedir perdón
me pone malo esta situación
por que siempre al final algo falla
nos vino a visitar la cruda realidad
entró sin llamar

Apartó su contacto con brusquedad... desorientado, de nuevo, otra vez la misma pesadilla, otra vez nos encontrábamos en el mismo punto sin salida... lloré todavía más fuerte, y entonces él se extraño.

-¿Qué le pasa?
-Que no puedo estar con aquel a quién amo y he amado
-¿Por qué dice eso?
-Por que no se acuerda de mi cuando halo conmigo...

Seguí llorando amargamente en la habitación del hospital, él me siguió mirando extrañada, sin saber siquiera quién era...
Y seguí llorando, sin fuerzas ya para evitarlo.
Y en la radio esa estúpida canción.
Nuestra canción...





Canción- Dos Gotas PereZa


Del puño y letra de Phoebe
By Sylvia

4 comentarios:

Kâlü dijo...

Precioso pero muy triste y con esa canción de PEREZA casi me pongo a llorar :'(

Espero que tú nunca me olvides. tQ*

Estoicolgado dijo...

O.o vaaaya

es tan triste...

Moradora dijo...

Creo que estoy demasiado espesa para entender nada, aun así creo que es bonito pero algo se me escapa... estoy fatal!

Verónica Lorenzo dijo...

Dios, qué triste! Triste pero inmensamente bello ^^