30/1/12

Suicidio nº 143

Lanzamiento de Ratas en el Puig

Hoy, he descubierto algo desagradable: y es que las tradiciones no tienen porqué ser lógicas, y con lo cual, no debemos defenderlas a capa y espada. Resulta que en el pueblo de El Puig (para quién no lo conozca, un pueblecito costero de Valencia) es costumbre encerrar ratas en cucañas, darles a estas con un palo para que se rompan y maten al animal  y más tarde hacer el "lanzamiento de ratas" con los cadáveres de los animales una vez muertos. Se ve que de un tiempo a esta parte, si no había roedores suficientes por los alrededores, congelaban cuerpos de animalitos para después descongelarlo y estar listos para las fiestas. Es una fiesta por Sant Pere Noslac, donde el alcalde ya ha prohibido este año, empujado por multitud de asociaciones protectoras de animales, que las ratas se metan en las cucañas y se utilicen en als fiestas, pero los festeros por su cuenta, han seguido lanzandose estos animalitos, y este año en especial, han agredido a dos periodistas del Levante, El Mercantil Valenciano, que querían hacer un reportaje de la fiesta bárbara. Comenzaron insultando y acorralando verbalmente a la periodista y la fotógrafa hasta que a esta última la agredieron físicamente. Comenzaron tapando la cámara, diciéndoles que se volvieran a su puta casa, que estaban allí para joderles, y finalmente les robaron la cámara (Valorada en unos 6.000€) que desapareció por más de media hora entre la muchedumbre. Lo bueno, es que la policía local se encontraba también entre la gente del pueblo y no movieron ni un dedo hasta que vino la policía Nacional.

Y con todo esto, yo quiero decir. ¿Qué podemos esperar de un pueblo que defiende con uñas y dientes la tradición de lanzarse ratas muertas? Pues mucho civismo, desde luego no. ya no estamos hablando simplemente del hecho de que es anti higiénico, si no que vemos que no hay en absoluto respeto por el mundo animal. Es cierto que esta tradición pudo tener una lógica en algún momento: había una gran cantidad de ratas y la gente del pueblo en fiestas se dedicaba a apalearla, muy bien, lo comprendo, porque sería en una época que, por desgracia, no habría más remedio y encima la gente del pueblo lo hacía gratis por incluirlo en una "fiesta" ... ¿Pero en pleno siglo XXI? Es sin duda de bárbaros. Ya no sólo apalear un animal indefenso hasta la muerte, si no lanzárle su cadáver unos a otros por diversión. Quién lea esto en otro país definitivamente, va a pensar que en España nos encontramos a la cola de humanidad.

No estamos entrando en un conflicto mayor sobre si los toros son o no un asesinato (Sin lugar a duda, yo creo que sí, pero hay unas normas, unas reglas y una forma de actuar más o menos lógica) en cambio, no encuentro ni medio motivo razonable para que se siga poniendo en práctica esa costumbre (y "que es tradición", lo siento mucho, peor no me sirve para nada) y aquí ya el punto más indignante, que un par de periodistas quieran informar sobre la noticia y sean agredidas sin medida por todo el pueblo... ¿En serio?

Sólo quiero que recapacitemos un poco. Sobre la vida animal osbre las costumbres estúpidas que peleamos por mantener y sobre el precio de la vida de las personas, el respeto y la humanidad.

2 comentarios:

Husedo dijo...

Te recomendaria que antes de hacer ciertas afirmaciones, antes te informes de la veracidad de la situación (cosa que PACMA o Animanaturalis no hicieron)...

En cuanto a las periodistas, hemos pedido perdon hasta la saciedad los ciudadanos de este pueblecito costero... ya que actuaciones como esa no son aceptables... ademas, espero mañana veas Las Provincias y/o Levante, igual te sorprenda que "seamos civilizados"... también Canal 9 ha salido hoy la noticia, ya puedes consultarla en la web...

Unos 8.000 vecinos, unos 300 espectadores de la fiesta y 5 alterados que se excedieron... criminalizar a un pueblo por 5, creo que estais exagerando todos un poco ¿NO?

Phoebe dijo...

Hago las afirmaciones porque me he encontrado con una tradición sobre ratas, que no me parece para nada higiénica, ni respetable con los animales, incluso si no se lanzasen. Después, el ataque a esas periodistas ha sido real, y no solo han sido cinco personas, por lo tanto, me parece que estoy bastante bien informada, gracias.