24/8/11

Suicidio nº 122


Promesas

Me gustaría prometerte tantas cosas. Me gustaría darte todo lo que quieras, y que cada segundo de tu existencia fuese genial a mi lado. Pero las cosas no son siempre como nos gustaría.

No te voy a prometer, que todos los días estaré feliz, ni que no discutiré contigo, ni que no diré cosas, de las que más tarde me arrepienta. No te prometo que no lloraré cuando me sienta triste, cuando la rabia me coma por dentro o cuando piense que es importante, aunque sepa perfectamente que la gran mayoría de esas veces es por tonterías, sobre todo, porque cuando lloro, me gusta que me consueles, y es por eso que no dejaré de hacerlo. No te prometo tampoco no gritar ni comportarme de manera irracional, porque soy humana y tendré mis momentos de locura, y de no saber que estoy diciendo exactamente. No quiero prometerte que nunca te haré daño, porque a lo mejor lo hago, pero si te prometo que será siempre sin querer. No te prometo darte la razón siempre, porque me gusta tenerla. No te voy a prometer tampoco que todo serán momentos felices y que nunca pasará nada malo, porque la vida tiene unos altibajos, que sin duda, quiero pasar a tu lado, porque yo sola no puedo, pero cogiendo tu mano puedo cruzar montañas. No te prometo que me tengas para siempre, porque me gusta ser libre, aunque por otro lado no puedo prometerte que no vaya  a agobiarte un poco, porque me preocuparé por ti cada segundo de mi vida. No te puedo prometer no ser egoísta, aunque si te prometo intentar mirar lo mejor para los dos. No quiero prometerte que no te haré de rabiar, porque me gusta hacerlo y reírme, aunque si prometo no herir tus sentimientos con eso. No puedo prometerte que hablaré menos y seré menos pesada, porque así soy yo y me encanta hablar contigo y que me escuches.

Solo te voy a prometer que te querré para siempre. No creo que pueda romper esta promesa jamás. Aunque bien dicen nunca digas nunca, prometo que tienes un espacio en mi corazón que casi lo llena por completo, prometo que me sentiría vacía, como sin alma, si no estuvieses a mi lado, y prometo que quiero pasar toda la vida contigo, viendo pasar la vida, viendo pasar los años.

1 comentario:

Mariano dijo...

Es intenso, lleno de verdades duras y universales, todo lo que nadie quiere escuchar. en fin me gusta.